1. ¡Pásate a luces LED!

Pueden encontrarse ya en toda una gama completa de temperaturas y adaptadas a cualquier tipo de luminarias, sin duda tiene una eficiencia energética que hará reducir tu factura de la luz de manera más que considerable.

2. Las sombras son tus aliadas.

Usa las sombras a tu favor y resalta lugares más bonitos de tu hogar, mientras restas importancia a otras zonas.

3. Resalta la decoración

¿Te gusta mucho un cuadro? Puedes resaltarlo con la iluminación.  Coloca una lámpara que lo alumbre directamente, pero te recomendamos que sea un foco LED para que no se dañe la pintura. Lo mismo puedes hacer con otros objetos de decoración.

4. Ten opciones

¿Solo un foco o lámpara? NO. Juega con las intensidades de luz, tipos de lámparas: empotradas, colgantes o apliques; y con las distintas tonalidades de luz. Una buena iluminación es la combinación adecuada de estos elementos.

Mira nuestros producto

5. ¿Luz cálida o fría?

Pues depende del espacio y su uso. Por regla general, para los rincones de lectura, las mesas de trabajo, cocina, baños y las mesas de comedor, se recomienda el uso de luces frías que no desvirtúen los colores; mientras que, para crear la iluminación ambiental de las habitaciones, lo más habitual es recurrir a la utilización de una luz cálida mucho más amable y acogedora.

6. Luz natural

Deja que la luz fluya libremente, limpia ventanas y quita objetos que obstruyan su paso para que pueda iluminar bien tu hogar.

7. Apliques de pared

Estos son una opción para iluminar de manera uniforme las habitaciones, son especialmente útiles para iluminar esquinas oscuras. Iluminar tu hogar puede parecer algo complicado, pero con la asesoría adecuada lograrás que luzca acogedor y confortable.

8. Iluminación principal en el techo

En todas las habitaciones de tu hogar tiene que haber como mínimo una luz colocada en el techo. Incluyendo recibidor y pasillos, zonas que casi siempre olvidamos, pero luego andamos tropezándonos por las paredes de nuestra casa.

Una lámpara de techo, plafón de techo o regleta de techo son opciones perfectas para instalar en el punto central de la habitación. Depende de la forma y tamaño de la habitación necesitas una lámpara u otra.